Color: Placer simple

Alguna gente cree que predecir tendencias de color es hojear revistas, ver desfiles y comprobar el último atuendo de Lady GaGa. Para empezar, es fácil llegar tarde (los colores de 2012 fueron escogidos hace dos años); en segundo lugar, los colores son algo más que una moda, y Lady Gaga, pese a ser encantadora, vive en su pequeña burbuja. El color es campo mucho más amplio y diverso que los meros colores. “Las ideas pueden venir de cualquier lugar”, dice Per Nimer, Director de Diseño de Akzo Nobel. “Yo observo el estilo de vida, la economía, la política. Mi antenas están captando señales todo el tiempo. ”

Nimer está siempre en busca de temas y líneas comunes. “Es una cuestión de unir los puntos para obtener una perspectiva completa”, Nimer, nunca sin su portátil, absorbe ideas como una esponja. Luego, cada otoño, invita a los principales diseñadores internacionales, arquitectos y consultores de color para determinar los movimientos clave en el color, sintetizando los resultados en los Libros de Tendencias para cada sector de mercado de AkzoNobel.

El tema clave para el año 2011 fue la “Apreciación”. “Es un reflejo de los tiempos que vivimos – las turbulencias financieras, la amenaza del terrorismo, el calentamiento global”, explica Nimer. “Estos problemas nos hacen apreciar más lo que en realidad tenemos.”

Bajo este tema dominante hay cinco tendencias relacionadas entre sí, con sus propios colores distintivos. “La belleza de la vida cotidiana”, interpreta las cosas pequeñas que nos rodean, las tareas cotidianas simples – como hacer pasteles o las comidas campestres de los niños. Los colores son pasteles simples, verdes campestres y amarillos soleados.

El segundo tema es “Buscando el camino”. “El color se ha utilizado con fines orientativos en mapas, aeropuertos o letreros urbanos”, dice Nimer. Tanto los mapas como la señalización urbana se reflejan en esta gama de grises neutros y audaces colores primarios.

La simplicidad también lleva asociada una apreciación de los placeres infantiles; lo instantáneo, llamativo, sorprendente (Nimer indica la reciente moda de restaurantes rápidos, galerías, o películas en 3-D). Así, en esta gama de “placeres instantáneos” nos esperan verdes estimulantes o amarillos sorbete.

“Hecho con amor” es simplemente acerca del placer que obtenemos de la creación de objetos sabiendo, también, que somos más responsables con el medio ambiente, por lo que utiliza tonos de colores terrosos, arcilla y madera.

El tema final, ‘Magia molecular”, se centra en el mundo natural, pero en primeros planos ampliados: las bacterias o los organismos microscópicos. Un mundo extraño donde el arte y la ciencia chocan produciendo saturados turquesas y morados.

Pero los colores de 2011 no son sólo acerca de lo visual, dice Nimer. “La apreciación es también de lo táctil. Si realmente se aprecia algo, uno quiere tocarlo. Los acabados táctiles son importantes este año. Todo esto es parte de un sentimiento casero.” Como puede verse, el color es mucho más que un mero color.