Curiosidad por el color

A Per Nimer se le paga para ser entrometido. Su día de trabajo es observar a la gente, sentada en los cafés y ver pasar el mundo, mirar escaparates, hojear revistas de moda, ver películas. Como él mismo dice, “Para hacer un trabajo como el mío, hay que tener una curiosidad natural acerca de todo.”

Sin embargo, su trabajo es mucho más exigente de lo que parece. Como jefe de diseño de AkzoNobel, el trabajo de Nimer es predecir los colores futuros de nuestras gamas de pintura. Y, como señala, no es sólo una simple tarea de pensar qué colores podrían estar de moda, se trata de encontrar tendencias. “Se trata de intentar averiguar dónde estamos hoy y lo que eso significa para el siguiente paso natural. Se trata de mirar a todo tipo de eventos, acontecimientos, ideas – políticas, culturales, de moda, de diseño – e intentar encontrar conexiones, temas comunes. Y luego pensar, si esto es cierto, ¿qué significará para el color?”

El tema general para 2010 fue “Recuperar”. Como explica Nimer, en medio de nuestras actuales turbulencias políticas y económicas, estamos buscando un retorno a la estabilidad, la vuelta a la realidad, y también la apertura de nuevas oportunidades. “Tenemos que recuperar nuestra economía, nuestro entorno, nuestras vidas.” Este tema principal se divide en cinco tendencias de color.

La primera es ‘Vacío’, que transmite sentimientos de esperanza, transparencia y nuevas posibilidades, y se expresa en tonos azules y grises minerales. Está íntimamente ligado al segundo tema, “Flujo”, que sugiere una apertura al cambio, las ideas, la fluidez – representada por colores frescos y colores puros, como el rojo fuego y el violeta suave.

Nuestra preocupación constante por el medio ambiente se expresa en “Confianza”, una gama de colores naturales y sutiles como el verde salvia y el oro arena. “Es todo acerca de la naturaleza – que es “real” y ofrece confianza – y acerca del “hogar”, explica Nimer. “No del hogar como escaparate, como lo era antes, sino como símbolo de comodidad y seguridad. Basta con ver todos los bares y cafeterías que ahora cuentan con sofás, se trata de imitar el ambiente seguro del hogar”.

En una línea similar, el tema “Imperfecto” es una reacción al “sobrediseño” de los últimos 10 años, donde todas las superficies eran meticulosamente detalladas. “La perfección no es interesante, lo que no es perfecto es más interesante”, dice Nimer. “Así que ahora tenemos cosas que están mal diseñadas deliberadamente, para crear un efecto.” No es sorprendente que esta gama de colores tenga que ver con la actitud y el impacto e incluya colores como el morado jugoso y el mandarina brillante.

El tema final, “Referencia”, refleja la búsqueda de la estabilidad, tanto en la arquitectura clásica como en la calidez del feminismo. Nimer apunta al aumento creciente de las redes sociales femeninas como un ejemplo de esto último. Los colores de esta gama incluyen rosas polvo, encaje antiguo y marrones sepia.