Recubrimientos en polvo Interpon UV

Nuestros recubrimientos en polvo Interpon UV están diseñados específicamente para ser aplicados en metal prerrevestido con componentes sensibles al calor, como espuma de poliuretano.

Ofrecen una fantástica alternativa a los tradicionales recubrimientos líquidos – y por supuesto cuentan con todas las ventajas medioambientales, como la ausencia de emisiones de COV asociada con los recubrimientos en polvo. La calidad de acabado es excelente – una mayor resistencia al rayado es clave – y el recubrimiento también proporciona una buena durabilidad frente a los rayos UV. Estos recubrimientos en polvo pueden también ser muy rentables y ofrecen un proceso rápido.

La gama de Interpon UV está disponible en una amplia gama de colores y efectos especiales. Es posible conseguir la mayoría de colores – aunque los amarillos y naranjas brillantes pueden ser un problema debido a la absorción de la radiación UV, lo que puede producir un curado insuficiente. También es posible utilizar la tecnología de baja absorción solar para los colores más oscuros, a fin de limitar la deformación térmica del sustrato durante su vida útil. También hay disponibles acabados mates y texturas finas con un alto estándar de calidad, así como la mayoría de colores metálicos, excepto cromo y oro.

Las características técnicas Interpon UV son:

Adherencia sobre metal prerrevestido: Clase 0 a 60μm en el panel limpio por arenado

Resistencia al rayado/abrasión: Dureza lápiz > 4H

Resistencia a la humedad: 1000h sin ampollas

Resistencia anticorrosión: Depende del metal prerrevestido

Resistencia a rayos UV: Pérdida de brillo inferior al 50% después de 300 h QUV-B

Pérdida de brillo inferior al 50% después de 1 año de exposición Sur Florida 5°

Entonces, ¿cómo funcionan?

En realidad es bastante simple.

La parte metálica debe ser preparada para el recubrimiento, lo que podría comportar lijado, eliminación de polvo y enmascaramiento.

El polvo se pulveriza de forma normal por pulverización electrostática.

Para desarrollar una película homogénea con buena resistencia química y propiedades mecánicas, la película de recubrimiento en polvo aplicada debe ser curada. A diferencia de los recubrimientos en polvo convencionales, los recubrimientos con curado por rayos UV tienen un proceso de curado en dos etapas. En primer lugar se calienta el recubrimiento en polvo para formar una masa fundida. Esto se hace normalmente mediante radiación infrarroja, ya que ésta es más específica para calentar el recubrimiento en polvo sin dañar el sustrato térmicamente sensible. En segundo lugar, se reticula la masa de polvo fundido mediante una reacción de reticulación vía radicales libres creados por la acción de la luz UV en los fotoiniciadores que contiene la formulación. Normalmente, es suficiente una radiación UV de 2.5J/cm² con lámparas de galio y mercurio durante menos de 10 segundos – bastante más rápido que los recubrimientos en polvo convencionales curados térmicamente.

No hay ningún requisito especial de cabina de pulverización refrigerada, siempre que la temperatura durante la pulverización no sea superior a 35 °C.

¿Y cómo se almacenan?

Nuestros recubrimientos en polvo Interpon UV tienen una vida útil de alrededor de 6 meses y deben conservarse a <18 ° C.