La maquinaria agrícola es bastante pesada. Cubre todo tipo de vehículos, desde tractores y cosechadoras, hasta equipos para heno y forraje. Estas máquinas tienen que labrar la tierra, plantar semillas, acondicionar el suelo, aplicar fertilizantes y pesticidas, bombear agua y acarrear ganado. En pocas palabras, tienen que cumplir grandes exigencias.

Los constantes avances en maquinaria agrícola no son sólo relativos a la utilización de la tecnología para conducirla, sino también a los recubrimientos disponibles para protegerla y mejorarla.

La protección contra la corrosión es esencial, y la resistencia química y a la intemperie es clave. Interpon ACE ofrece una opción de recubrimientos ecológicamente racionales para ofrecer todos estos beneficios y mucho más.